Menu

Motor de gasoil.
Ciclo diésel

Motor endotérmico
Caja de cambios

Ayudas en materia de energía durante la crisis del COVID-19

Ayudas en materia de energía durante la crisis del COVID-19

El confinamiento, sin duda alguna, produce un aumento considerable en el suministro eléctrico, como consecuencia de la prohibición de las autoridades a salir de la vivienda a no ser que se trate de motivos justificados, como hacer la compra, ir a la farmacia o acudir al hospital. Pese a que vamos a experimentar una reducción de gasto en las actividades al exterior, como el gimnasio, los viajes o tomar una cerveza con amigos y familiares en cualquier lugar, tenemos que tener en cuenta que todo ese ahorro va a ir destinado íntegramente a pagar el consumo de energía Es por esto que, en tiempos de crisis, debemos establecer medidas que contribuyan a reducir la factura de la luz.

En este sentido, el Gobierno central español, consciente de esta situación tan anómala y extraordinaria, ha presentado una serie de ayudas para la energía, de tal manera que los usuarios no experimentan un crecimiento demasiado elevado en los recursos. La puesta en marcha de estos protocolos pretenden asegurar la normalidad en el funcionamiento de las instalaciones eléctricas.

Por su parte, el sector eléctrico también a establecido una serie de medidas para paliar esta situación y que, sobretodo, para los sectores de la sociedad que en estos momentos se encuentran en una situación de supervivencia al no estar obteniendo ingresos en el hogar. Para asegurar la normalidad en el sistema, las compañías han establecido diversos planes y protocolos que lo avalen:

  • Además de fomentar el teletrabajo, las empresas de energía han duplicado los servicios de atención al cliente para que nadie quede desatendido, pues son muchas las dudas que se plantea la gente con respecto a sus facturas.
  • Durante el confinamiento, las eléctricas tienen prohibido por Ley aprovecharse de la situación y subir los valores del consumo de energía ni de los suministros o carburantes, por lo que la revisión de los precios de las bombonas de butano y propano se ha suspendido hasta septiembre del 2020 y seguirán manteniendo las mismas tarifas.
  • En este sentido, para proteger a las personas más vulnerables, han decidido retrasar el pago de recibos o flexibilizar las retribuciones de luz, para que se puedan pagar a plazos o, en algunos supuestos, una vez se incorporen al trabajo las personas desempleadas. Este caso también contempla a las pequeñas y medianas empresas, así como a autónomos. Depende de las condiciones que cada compañía eléctrica, esta moratoria se solicita rellenando un formulario a través de sus páginas web.
  • Además, se han modificado las condiciones para adquirir el bono social de electricidad y aquellos autónomos que hayan visto reducidas sus ganancias en un 75% podrán solicitarlo para seis meses.

Sin embargo, el usuario medio puede hacer frente a esta cuarentena a través de medidas que puede tomar por su cuenta para reducir el consumo de luz, gas y electricidad:

  • Es importante que, pese a que pueda ser dura esta situación, se establezcan horarios y rutinas para no pasar tantas horas frente a las pantallas. Esta medida repercute en la salud de las personas, además de un ahorro energético.
  • Por otra parte, para cortar por lo sano desde el principio, se puede realizar una bajada de potencia eléctrica mediante una llamada telefónica a la compañía en gestión con la que tenemos contratado el suministro eléctrico. El cambio tarda unos 5 días en efectuarse, pero puede contribuir a no sobrepasar los gastos más de la cuenta.
  • Para la calefacción, una de las mayores bazas, lo ideal sería encenderla en su justa medida y regular su uso
  • En el caso de disponer de una segunda residencia a la que no se puede acceder por un tiempo, lo mejor es anunciar un corte de suministro a la compañía de luz y gas en cuestión porque puede el servicio siga funcionando por poco uso que se le otorgue.
Autor:

Fecha publicación: 11 de abril de 2020
Última revisión: 11 de abril de 2020