Menu

Motor eléctrico

Cables de cobre
Corriente eléctrica 

Cables eléctricos
Electricidad

Corriente eléctrica

Corriente eléctrica

La corriente eléctrica es el flujo de carga eléctrica que pasa a través de un material por unidad de tiempo. Las cargas eléctricas en movimiento producen un campo magnético.

Se llama carga eléctrica a la propiedad física que poseen ciertas partículas subatómicas (como los protones y los electrones). Esta propiedad se manifiesta manifestada a través de las fuerzas de repulsión y atracción que existen entre ellas por intermedio de campos electromagnéticos. Los protones tienen carga positiva y los electrones carga negativa. Esta asignación de cargas se realizó arbitrariamente.

De todos modos, cuando hablamos de corriente eléctrica, estas cargas eléctricas normalmente son electrones.

Para que la carga eléctrica se mueva debe ser sometido a una diferencia de potencial.

¿Cómo se mide la corriente eléctrica?

A partir de la corriente eléctrica se definen dos magnitudes:

  • La intensidad de corriente
  • La densidad de corriente

La intensidad de corriente (I) en una sección dada de un conductor (s) se define como la carga eléctrica (Q) que atraviesa la sección en una unidad de tiempo (t):

La densidad de corriente (j) es la intensidad de corriente que atraviesa una sección por unidad de superficie de la sección (S).

En el sistema internacional de unidades la corriente eléctrica se expresa en culombios por segundo (C/s), es decir, en Amperios (A).

El galvanómetro es el instrumento para medir la intensidad de una corriente eléctrica. El galvanómetro que se ha calibrado en amperios se llama amperímetro.

¿Que efectos biológicos produce en los seres humanos?

El efecto y la posible peligrosidad de la electricidad en el cuerpo humano resulta, entre otras cosas, de la influencia en el sistema de conducción de excitación del corazón. En el corazón, las excitaciones se transmiten como impulsos eléctricos, lo que conduce a una contracción ordenada del músculo cardíaco.

La electricidad suministrada desde el exterior interfiere con esta propagación de la excitación, especialmente si es durante la llamada fase vulnerable. En esta fase, algunas partes del corazón todavía se excitan, es decir, no se pueden volver a excitar, mientras que otras partes ya están en camino hacia el estado no excitado, es decir, se pueden volver a excitar parcialmente.

Si se activa una excitación adicional en la fase vulnerable, puede provocar excitaciones desordenadas de las células del músculo cardíaco, la fibrilación ventricular. La sangre no se puede bombear debido a las contracciones desiguales y rápidas de las células del músculo cardíaco.

El peligro particular de la corriente alterna versus la corriente continua resulta del hecho de que la corriente alterna es más probable que llegue a la fase vulnerable debido al rápido cambio en la polaridad .

Las consecuencias de un accidente de corriente eléctrica en humanos dependen de varios factores, en particular del tipo y frecuencia de la corriente y el período de tiempo que la corriente afecta al cuerpo. Esto explica por qué, por ejemplo, una descarga eléctrica causada por una cerca de pasto eléctrico no tiene efectos duraderos en humanos o animales, ya que los impulsos actuales son demasiado cortos para excitar las células nerviosas.

Finalmente, el camino que toma la corriente a través del cuerpo también juega un papel, siendo el camino vertical en el que la corriente fluye a través de todos los órganos vitales el más peligroso.

En última instancia, la intensidad de corriente por área, es decir, la densidad de corriente , y la duración de su acción determinan los efectos. Por ejemplo, las altas corrientes en los puntos de entrada y salida causan quemaduras en la piel, que se llaman marcas de electricidad.

Si, por ejemplo, los electrodos se implantan debajo de la piel o incluso cerca del corazón u otros órganos sensibles, las magnitudes de las corrientes de fuga que todavía están permitidas en los electrodomésticos convencionales pueden poner en peligro la vida.

Historia de la corriente eléctrica

Inicialmente se definió la corriente eléctrica como un flujo de cargas positivas. Se fijó el sentido convencional de circulación de la corriente como un flujo de cargas desde el polo positivo al negativo.

Más adelante, gracias al efecto Hall, se observó que en los metales los portadores de carga eran electrones, con carga negativa. Los electrones se desplazan en el sentido contrario al convencional. Este descubrimiento contradecía lo establecido anteriormente puesto que de este modo los electrones se moverían desde el polo negativo al positivo.

Los primeros experimentos con electricidad se realizaron en el siglo XVIII. En aquel entonces, sólo se disponía de carga eléctrica generada por frotamiento (electricidad estática) o por inducción. El primer movimiento de carga constante no se logró hasta el 1800 gracias a la primera pila eléctrica inventada por el físico italiano Alessandro Volta.

Autor:

Fecha publicación: 13 de marzo de 2017
Última revisión: 27 de marzo de 2020