Motor ciclo Otto (motor de encendido por chispa o motor de gasolina)

Orígenes del motor Otto

El motor de encendido por chispa está basado en principios teóricos enunciados por Beau De Rocchas, según los cuales la combustión se verifica a volumen constante, y fue realizado prácticamente por el alemán Otto, en 1862.

Suele llamarse, en general, motor de ciclo Otto.

Utilización del motor Otto

A la categoría de motores Otto (encendido por chispa) pertenece la mayor parte de los motores de automovilismo, una gran parte de los motores para tracción industrial, todos los motores para motociclos y aeronaves y una buena parte de los motores para aplicaciones náuticas y grícolas.

Los motores de encendido por chispa funcionan a 4 o a 2 tiempos, pero el ciclo de 2 tiempos es poco usado a causa de las pérdidas de mezcla que se producen a través del escape y del consiguiente elevado consumo del combustible.

Por tanto, la gran mayoría de los motores Otto funcionan según el ciclo operatorio de 4 tiempos. El de 2 tiempos se adopta solamente en casos particulares, como son los motores fuera-borda y los pequeños motores de motocicleta.

Combustible utilizado en un motor Otto

El combustible de un motor Otto es la gasolina, esto es: hidrocarburos ligeros de elevado poder calorífico, que se evaporan fácilmente. Pueden usarse también combustibles gaseosos o asimismo gas licuado, pero su empleo es menos práctico y, por ello, mucho menos difundido.

Alimentación del motor Otto

Los motores Otto pueden ser alimentados por carburación o por Inyección. En este segundo caso, el combustible se mezcla al aire inyectándolo en el conducto de aspiración en la toma de la válvula, o bien directamente en la cámara de combustión; con todo, este último método es el menos empleado.

La alimentación por inyección del motor Otto tiene la ventaja, en el caso de los motores pluricilíndricos, de distribuir de manera uniforme el combustible en los diversos cilindros, de no ser sensible a la aceleración y de no estar sujeto a formaciones de hielo, pero es más complicada y costosa, especialmente por lo que respecta a la regulación y, por ello, no ha tenido todavía una gran difusión.