Menu

Vehículos eléctricos

Vehículos híbridos enchufables

Vehículos híbridos enchufables

En el horizonte de la industria automotriz, los coches híbridos y enchufables brillan con una promesa de eficiencia y sostenibilidad. Estos vehículos eléctricos representan una convergencia de tecnologías, fusionando la potencia tradicional del motor de combustión interna con la innovación de la propulsión eléctrica.

En este artículo, abordaremos el funcionamiento, los beneficios y las tendencias de los coches híbridos y enchufables con una tabla comparativa con algunos modelos destacados presentes en el mercado.

¿Qué son los coches híbridos y enchufables?

Los coches híbridos combinan dos sistemas de propulsión: un motor de combustión interna convencional y uno o más motores eléctricos. Estos vehículos pueden funcionar utilizando únicamente el motor de gasolina, solo el motor eléctrico o una combinación de ambos, lo que permite optimizar el consumo de combustible y reducir las emisiones de gases contaminantes.

Por otro lado, los coches enchufables, también conocidos como PHEV (vehículos eléctricos híbridos enchufables), son una evolución de los híbridos convencionales. Estos vehículos cuentan con baterías más grandes que pueden ser recargadas enchufándolas a una fuente de electricidad externa. Esto les permite recorrer distancias más largas en modo completamente eléctrico, reduciendo aún más su dependencia de los combustibles fósiles.

Funcionamiento técnico

El funcionamiento de un coche híbrido se basa en un sistema complejo de gestión de energía que utiliza tanto el motor de combustión interna como el motor eléctrico para propulsar el vehículo. Cuando el conductor acelera suavemente, el motor eléctrico es el principal responsable de proporcionar la potencia necesaria. Sin embargo, durante la aceleración intensa o a velocidades más altas, el motor de combustión interna se activa para proporcionar potencia adicional.

El motor de combustión puede ser utilizado para cargar la batería eléctrica mientras se conduce, proporcionar energía adicional cuando sea necesario, o para trabajar en conjunto con el motor eléctrico para maximizar la eficiencia del combustible.

Por otro lado, los coches enchufables ofrecen la posibilidad de recargar sus baterías a través de una toma de corriente externa. Esto permite que el vehículo funcione en modo completamente eléctrico durante un rango determinado de kilómetros, lo que resulta en cero emisiones y una conducción silenciosa.

Una vez que la carga de la batería se agota, el vehículo cambia automáticamente al modo híbrido, utilizando el motor de gasolina como fuente de energía principal.

Motor eléctrico

Los vehículos híbridos y enchufables emplean motores eléctricos de corriente alterna síncronos o asíncronos.

Los motores síncronos destacan por su alta eficiencia y capacidad para generar un par de torsión elevado desde el arranque, mientras que los asíncronos son conocidos por su sencillez constructiva y bajo costo. La ubicación de estos motores puede variar, siendo comúnmente colocados en las ruedas, el eje trasero o junto al motor de combustión interna en la transmisión.

Además, algunos vehículos pueden incorporar más de un motor eléctrico para mejorar la tracción o la eficiencia. Estos motores son controlados por sistemas de gestión de energía que regulan la cantidad de energía extraída de la batería y del motor de combustión.

Motor de combustión interna

El motor de combustión de un vehículo híbrido enchufable (PHEV) es similar al de un automóvil convencional en muchos aspectos, pero se integra en un sistema de propulsión más complejo que incluye componentes eléctricos adicionales. Por lo general, estos motores son de ciclo Otto de cuatro tiempos, que funcionan mediante la ignición de una mezcla de combustible y aire en una cámara de combustión.

Este motor de combustión interna puede ser de gasolina o diésel y está diseñado para operar de manera eficiente en un rango de condiciones de conducción. A menudo, es más pequeño que el motor de un automóvil convencional, ya que está diseñado para trabajar junto con el motor eléctrico para proporcionar la propulsión.

Ventajas y beneficios de los híbridos y enchufables

  • Eficiencia energética: Al combinar el motor de combustión interna con la propulsión eléctrica, los coches híbridos y enchufables logran una mayor eficiencia en el consumo de combustible, lo que se traduce en menores costos operativos y una menor huella de carbono.
  • Reducción de emisiones: La capacidad de funcionar en modo eléctrico reduce significativamente las emisiones de gases contaminantes, contribuyendo así a la mejora de la calidad del aire y la mitigación del cambio climático.
  • Menor dependencia de los combustibles fósiles: Al ofrecer la opción de funcionar con electricidad, los vehículos enchufables reducen la dependencia de los combustibles fósiles, proporcionando una alternativa más sostenible y compatible con la transición hacia una economía baja en carbono.
  • Experiencia de conducción mejorada: La combinación de la potencia del motor eléctrico con la suavidad de la propulsión eléctrica ofrece una experiencia de conducción más silenciosa y suave, además de una mayor respuesta en la aceleración.
  • Incentivos y subvenciones: En muchos países, los propietarios de coches híbridos y enchufables pueden beneficiarse de incentivos fiscales, descuentos en peajes y estacionamiento gratuito, lo que hace que la adquisición y el uso de estos vehículos sean aún más atractivos.

Comparativa entre vehículos híbridos enchufables y no enchufables

A continuación te ofrecemos una comparativa entre los vehículos híbridos enchufables (PHEV) y los híbridos no enchufables (HEV) en varios aspectos clave:

Eficiencia

Los PHEV suelen ser más eficientes que los HEV debido a su capacidad para funcionar con electricidad durante ciertas distancias. Esto les permite reducir el consumo de combustible y las emisiones en comparación con los HEV en trayectos cortos.

En contraste, los híbridos no enchufables (HEV) son menos eficientes que los PHEV debido a su incapacidad para funcionar únicamente con electricidad. Sin embargo, todavía son más eficientes que los vehículos convencionales, ya que utilizan tecnologías como la regeneración de energía durante la frenada para mejorar la eficiencia del combustible.

Emisiones

Los PHEV tienden a producir menos emisiones que los HEV, especialmente cuando se conducen en modo eléctrico. Sin embargo, si la batería se agota y el vehículo opera únicamente con el motor de combustión, las emisiones pueden ser similares a las de un HEV.

Los híbridos no enchufables emiten menos gases contaminantes que los vehículos convencionales, pero más que los PHEV, especialmente en situaciones de tráfico pesado donde el motor de combustión interna está más activo.

Autonomía eléctrica

Los híbridos enchufables (PHEV) ofrecen una autonomía eléctrica limitada que varía según el modelo y la capacidad de la batería. Por lo general, pueden recorrer distancias cortas en modo eléctrico, que pueden variar desde unos pocos kilómetros hasta más de 50 kilómetros, dependiendo del modelo.

Por el contrario, los híbridos no enchufables (HEV) no tienen autonomía eléctrica, ya que no pueden ser enchufados para recargar sus baterías. Dependen únicamente de la energía generada por el motor de combustión interna y la regeneración de energía durante la frenada.

Costos de combustible

Los híbridos enchufables (PHEV) suelen tener costos de combustible más bajos que los HEV, especialmente si se utilizan con frecuencia en modo eléctrico. Sin embargo, si la batería se agota y el vehículo opera únicamente con el motor de combustión, los costos pueden ser similares a los de un HEV.

Los híbridos no enchufables suelen tener costos de combustible más altos que los PHEV, ya que no pueden ser recargados desde una fuente externa y dependen exclusivamente del motor de combustión interna.

Costos de mantenimiento

Los costos de mantenimiento de los híbridos enchufables (PHEV) pueden ser ligeramente más altos que los de los coches híbridos no enchufables debido a la complejidad adicional de los sistemas de propulsión eléctrica y la necesidad de mantener la batería en condiciones óptimas.

En contraste, los costos de mantenimiento de los híbridos no enchufables (HEV) suelen ser ligeramente más bajos que los de los PHEV, ya que no tienen la complejidad adicional de un sistema de propulsión eléctrica recargable.

Comparativa entre modelos híbridos y enchufables

A continuación te presentamos una tabla comparativa de diferentes modelos híbridos enchufables con sus precios orientativos y sus características principales.

Modelo

Marca

Precio orientativo (USD)

Precio orientativo (EUR)

Velocidad de carga (kW)

Autonomía eléctrica (km)

Toyota Prius Prime

Toyota

$28,000 - $34,000

€25,000 - €30,000

3.3

40

Chevrolet Volt

Chevrolet

$33,000 - $38,000

€29,000 - €34,000

3.6

85

Honda Clarity Plug-In

Honda

$33,000 - $38,000

€29,000 - €34,000

6.6

89

Hyundai Ioniq Plug-In

Hyundai

$26,000 - $31,000

€23,000 - €28,000

3.3

47

Mitsubishi Outlander PHEV

Mitsubishi

$36,000 - $42,000

€32,000 - €37,000

3.6

35

BMW 530e

BMW

$54,000 - $60,000

€48,000 - €53,000

3.7

29

Audi A3 e-Tron

Audi

$39,000 - $44,000

€34,000 - €39,000

3.6

26

Volvo XC60 T8

Volvo

$53,000 - $59,000

€47,000 - €52,000

3.7

27

MG HS Plug-In Hybrid

MG

$30,000 - $35,000

€27,000 - €31,000

3.7

52

BYD Qin Plus

BYD

$30,000 - $35,000

€27,000 - €31,000

6.6

70

KIA Niro Plug-In Hybrid

KIA

$29,000 - $34,000

€26,000 - €30,000

3.3

58

Peugeot 3008 Hybrid

Peugeot

$35,000 - $40,000

€31,000 - €36,000

3.7

59

Citroën C5 Aircross Hybrid

Citroën

$33,000 - $38,000

€29,000 - €34,000

3.7

55

Volkswagen Passat GTE

Volkswagen

$38,000 - $43,000

€34,000 - €39,000

3.6

56

Autor:
Fecha de publicación: 11 de abril de 2024
Última revisión: 11 de abril de 2024